Crazy… Loco. Muy loco

Amor Cryndigo

Crazy for thinking that my love could hold you
I’m crazy for trying and crazy for crying
And I’m crazy for loving you

Willie Nelson/Patsy Cline

Penetró a casa de ella por la puerta principal. Esa ocasión el enorme portón anaranjado cedió y por un día la entrada del costado dejó de funcionar. Vió el enorme fogón que ardía. Él, no esperaba ese encuentro que cambiaría sus días, para siempre.

Al fondo, en la vetusta consola –tenía más de cuarenta años con la familia- un disco de 45 revoluciones por minuto, daba vueltas. El mecanismo de la conservada tornamesa aún funcionaba, el pequeño vinyl se escuchaba con scratch, saltaba en el verso que decía:

Crazy, I’m crazy for feeling so lonely
I’m crazy, crazy for feeling…. so blue, so blue…
el disco sonaba rayado. Así le gustaba a la abuela Carmen quien recordaba a su esposo. Ya difunto.

Cruzó el enorme tráfico de la ciudad para estar a tiempo en la cita. Debía ver a José Manuel, que a sus quince años perdio las ganas de vivir. El problema con el alcohol era más que grave. El padre le abandonó. La madre trabajaba todo el día.

Y entonces apareció ella. Sus corazones saltaron. La conexión fue inmediata. No lo podían ocultar. Como si hubiesen sido amantes en otro tiempo y en otro espacio, la vida los juntaba nuevamente aquí. Toda ella él la conocía: su aroma, el cuerpo, la sonrisa.

Un abrazo. El calor de estar juntos. Ella lo sabía. Era él. Lo esperaba.

“Mi esposo llega por la noche. Podemos platicar de José Manuel si tu quieres”, susurró al oído izquierdo”, mientras en abrazo eterno se fundían los espíritus, impotentes.

I’m crazy for trying and crazy for crying

And I’m crazy for loving you… terminaba Patsy Cline en la consola.

Nota: Este artículo debe experimentarse con la musica correspondiente.

©Cryndigo™2017. Todos los Derechos Reservados

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *